PRESENTACIÓN

Home / PRESENTACIÓN

En la Iglesia Católica albergamos un mensaje excelente. Pero, ¿sabemos comunicarlo adecuadamente? Es preciso recordar que comunicar viene del latín ‘comunicare’, es decir, repartir, compartir, hacer partícipe de algo. Esto significa que el proceso no termina en la mera emisión, sino que es fundamental qué recibe la persona: la sociedad. Es un carril de doble vía, de ida y de vuelta. Pero tal y como decía Carlo Maria Martini, “qué hermoso es comunicarse –y qué difícil- cuando uno realmente tiene algo que decir”.

Por ello, la vocación del Experto en Comunicación Social es optimizar la comunicación religiosa en todas las vertientes posibles: tanto la evangelización entendida tradicionalmente como la ‘ciberevangelización’ que demandan los nuevos tiempos. Se hace necesario profesionalizar los actos comunicativos para llegar a todos los rincones. Lo que se traduce en mayor eficacia en homilías, clases de Religión, catequesis, gabinetes de comunicación, diseño de carteles, edición de folletos, revistas, libros, audios…

Como decía Monseñor Ricardo Blázquez en una entrevista realizada para la revista Compañía, de la UPSA (junio-diciembre, 2014): “Tenemos que aprender a utilizar los medios: algunos distraen, otros nos desbordan, pero para la evangelización debemos usar todos los medios posibles y, cómo no, también Internet, sin olvidar que son los medios, no el fin”.

cruzUrge la formación, es cierto; pero también es verdad que la vorágine del día a día a veces dificulta arañar huecos en la agenda. De ahí que desde el Experto en Comunicación Social se facilite la obtención del título de forma semipresencial, acudiendo a clases intensivas las dos primeras quincenas de julio de dos años consecutivos y realizando trabajos on line. La puerta del posgrado está abierta a sacerdotes, religiosos, seminaristas y cualquier persona que tenga interés en la comunicación religiosa.cruz

Este proyecto cobra vida gracias a la financiación de la Fundación Amparo del Moral y a la colaboración de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación con la Universidad Pontificia de Salamanca (Facultad deComunicación).

El programa formativo dibuja un enfoque holístico de la comunicación, en la medida en que los actos de habla son pluriformes, en diferentes contextos y con distintos públicos y canales. De ahí que la estructura modular de este posgrado abrace aspectos poliédricos relacionados con la comunicación en las organizaciones (en los diferentes escenarios evangelizadores: diócesis, parroquias, clases, cursos…), y la adquisición de habilidades de liderazgo que ello conlleva; el conocimiento del lenguaje publicitario para su aplicación a escala social, las comunicaciones integradas de marketing y estrategias de comunicación, la imprescindible creatividad audiovisual; la producción y difusión de contenidos religiosos en distintos soportes audiovisuales; la educomunicación, es decir una didáctica de medios y lenguajes tanto para la emisión de mensajes como para el fomento de su recepción crítica; y, por último, otro de los ejes que vertebran este posgrado pivota en torno a la importancia de la comunicación emocional en la tarea pastoral. Vivimos en tiempos desnortados y vemos cómo saltan las alarmas personales y sociales por el déficit de alfabetización en ese sentido. No son pocos los que han venido hablando en los últimos tiempos de que la crisis actual hunde sus raíces en una crisis de identidad y de valores.

En esta carrera de fondo del posgrado, el dorsal es la comunicación como un arma (evangelizadora) de construcción masiva; y la meta, que los agentes de la Iglesia se profesionalicen en el uso de la palabra como medio para llegar a todos, en aras de ese ‘dinamismo misionero’ que propone el Papa Francisco en el documento Evangelii Gaudium: La alegría del Evangelio.

firma_fmvallvey

Dr. Fernando Martínez Vallvey
Director Posgrado Experto en Comunicación Social
Universidad Pontificia de Salamanca